Leyenda sobre el Origen de Barranco

La leyenda data de mediados del siglo XVIII (1750) cuenta que el distrito de Barranco, tiene un origen milagroso por la aparición de una cruz luminosa sobre uno de los taludes que daban sobre el mar, la cual fue observada por un grupo de pescadores de Surco. Emprendieron su marcha siguiendo la luz y estando cerca desapareció, examinando el lugar de donde salía encontraron la imagen de un crucifijo pintado sobre el mismo barranco.

Posteriormente un panadero de apellido Caicedo levantó la primera capilla en agradecimiento al señor del Barranco, que le hizo el milagro de salvar a su esposa que se encontraba grave; luego en su entorno se fue formando la futura población barranquina, lugar donde se ubica actualmente la Ermita.